Formación Ejecutiva - Diario Financiero

Meet Up

Blockchain y Bitcoin: una mirada a las claves de la transformación digital

El evento se desarrolló en el marco del programa Digital Transformation Journey by KPMG 2

Imagen foto_00000001En un intercambio de puntos de vista con representantes y ejecutivos de distintas industrias convocados por KPMG, el experto internacional en transformación digital Per Håckansson abordó las perspectivas mundiales de las tecnologías disruptivas, afirmando que no sólo impactarán a las empresas, el comercio y las finanzas, sino también a los países y a la vida de las personas.

"Esta es una nueva forma de organizar todo, desde barrios y organizaciones locales, hasta naciones enteras", dijo Håckansson.

"Todo cambió y, en el futuro, el dinero como lo conocemos desaparecerá, porque las criptomonedas, eventualmente, lo reemplazarán". Así de enfática es la proyección sobre el bitcoin formulada por Per Håckansson, emprendedor y experto en transformación digital, primero en su Suecia natal, y luego incubando negocios en Silicon Valley y numerosos países, ayudando a startups y grandes compañías a desarrollarse en esta nueva era. Un cambio de paradigma del cual ha hecho además una verdadera filosofía de vida aprovechando su irrupción en todos los ámbitos a partir del acelerado desarrollo de tecnologías como la del Blockchain. "Al Igual que internet lo hizo hace 25 años, Blockchain es una nueva forma de organizar todo, desde barrios y organizaciones locales, hasta naciones enteras, a través de un software de código abierto usando la criptografía", destacó en el marco del foro Digital Transformation Journey, organizado por KPMG en conjunto con Diario Financiero.

En la oportunidad, el experto intercambió puntos de vista con Ignacio Vera, gerente de la División Operaciones y Tecnología de Banco de Chile; Rodrigo Matus, gerente de Auditoría en CMR Falabella; Matías Concha, gerente de Desarrollo e Innovación de Cristalerías; Arturo Vildósola, consultor de Innovación de Entel; Claudia Soleto, subgerente de Productos de Negociación y Postrade de la Bolsa de Comercio de Santiago y Marco Alarcón, head of Blockchain de la misma entidad; junto a dos altos ejecutivos de KPMG: Oscar Urzúa, socio de Transformación Digital, y Diego Balestra, socio líder Latinoamérica de Management Consulting.

Desde sus respectivos ámbitos, los participantes abordaron la irrupción de la tecnología Blockchain como una tendencia disruptiva basada sobre su capacidad de transferir datos digitales distribuidos en múltiples nodos independientes que los registran y validan, y que es la columna vertebral del protocolo Bitcoin, como el eje de la transformación de un creciente número de industrias en el mundo.

Un ámbito en el cual Håckansson dejó atrás el "lento y caro" sistema financiero actual cambiando todo su dinero a Bitcoins y usando una tarjeta criptográfica como medio de pago. "Puedes realizar transferencias de cryptocurrency (moneda digital que emplea cifrado) a fiat (divisa que tiene respaldo legal) y viceversa, de forma fácil, rápida y segura, cuando quieras y en cualquier parte del mundo, y no importa si es feriado o fin de semana, o los usuales horarios bancarios. Las criptomonedas te dan control total sobre tus transacciones", enfatizó.

En un marco en el cual su institución explora las posibilidades que podría ofrecer el uso de Blockchain, Ignacio Vera advirtió que a pesar del potencial de las criptomonedas en la actividad financiera de personas y empresas, persisten interrogantes respecto de sus posibilidades de uso a gran escala. "Existe un grupo reducido de personas que puede comprar fácilmente Bitcoin, pero mi duda es cómo se masificará, por ejemplo entre las personas mayores, ¿cómo lo aceptarán?", resaltó el ejecutivo. "Ocurrirá de la misma forma como ocurrió con las redes sociales. Por ejemplo, hace ocho años no imaginábamos a las abuelas en Facebook o Whatsapp, pero los aprendieron a dominar y a comunicarse. Lo mismo pasará con las criptomonedas, porque es el dinero del futuro", aseguró Håckansson.

Confianza y colaboración

En un ámbito donde la seguridad y confianza de las transacciones son claves "vemos, en general, un avance pero que es lento y en un sector muy competitivo, porque no todas las organizaciones, o los más expertos, están abiertos a confiar y colaborar. Ese es un reto en Chile, sobre todo para soluciones financieras, porque pocos quieren compartir su información", subrayó Marco Alarcón.

¿Por qué confiar en un protocolo colectivo sin un control central e identificado? Håckansson argumentó que romper y vulnerar la cadena de transacciones encadenadas en bloques es "algo casi imposible" y que es factible "confiar en la criptografía, en que el sistema funcionará y existe seguridad de que se pueda verificar y rastrear todo". Y, sobre este base, enfatizó la necesidad de "compartir el conocimiento entre todos".

La experiencia internacional

A propósito de la experiencia de KPMG en asesoría a la incorporación de las nuevas tecnologías de clientes en Estados Unidos y Europa, Diego Balestra, señaló que en el tema del Blockchain "en Latinoamérica vemos que las compañías están apenas en la primera fase, tratando de entender cómo podría beneficiarles en el futuro". A nivel de la región, el socio de KPMG destacó el caso de Panamá, cuyo gobierno tiene un proyecto para mover todos los documentos públicos a ese sistema en función de sus atributos en seguridad, caso en el cual "estamos trabajando para que eso sea posible, ya que estaban en una fase muy inicial".

Vista como una plataforma abierta que evita que las transacciones entre usuarios deban someterse a la validación de intermediarios tradicionales, Håckansson destacó que Blockchain no sólo es una herramienta confiable, segura y transparente para los ámbitos financieros y comerciales, sino que es "tan potente que, incluso, es capaz de cambiar toda la estructura de una nación". Países como Islandia, Dinamarca, Suiza y Ucrania lo han entendido así, al igual que Singapur, donde se está debatiendo una ley para regular el uso de criptomonedas. Pero el caso que Håckansson más destaca es el Estonia, donde ya estudian la posibilidad de emitir las Estcoins basadas en la misma tecnología que el Bitcoin y respaldadas -no controladas- por el gobierno, accesibles a cualquiera con ciudadanía digital de ese país. "Desde la Presidencia se pronunciaron en el sentido de quienes no entiendan este mundo digital y esta nueva economía: se convertirán en naciones obsoletas. Yo comparto absolutamente esa visión", acotó.

Pese a que en Latinoamérica está en fase experimental o a pequeña escala, Håckansson subraya que los ciudadanos de muchos países de la región están interesados en estas nuevas formas de hacer negocios: "Hay muchísima actividad; si miramos a Colombia, México, Argentina y Venezuela, hay mucha gente experimentando con esto". En relación a Chile, indica que el protocolo bitcoin "está presente hace ocho años, aunque muchos ni sepan de qué se trata, pero lo van a saber pronto, y el hecho de que haya espacios de discusión a nivel empresarial así lo confirma".

El experto concluyó que el mundo se está volviendo "hiper local" y que en el futuro próximo los límites nacionales serán menos importantes, por lo cual "las grandes organizaciones que no logren cambiar su mentalidad hacia las redes, eventualmente caerán". De ahí que su gran tarea desde su sitio Inside Blockchain y los seminarios y talleres online que imparte sea explicar "a quien sea que maneje el presupuesto de una organización, que las revoluciones de Blockchain, Bitcoin, y todo lo que implique transformación digital, serán muy importantes, y por eso necesitamos experimentar y aprender en conjunto".