Noticias

Co-living, la nueva tendencia social y laboral

Se trata de una modalidad donde los emprendedores viven en comunidades que cuentan con todas las comodidades para trabajar.

Imagen foto_00000001El mundo laboral ha sufrido numerosos cambios en el último año. Primero fue la tendencia coworking, donde algunas empresas se percataron que los empleados son más eficientes en diversos espacios de trabajo que en un punto fijo.

Ahora, surgió la alternativa co-living, donde los emprendedores han comenzado a vivir en comunidades que cuentan con todas las comodidades para poder estar y trabajar en un solo sitio.

La tendencia de co-living consiste en la adaptación de las nuevas generaciones de profesionales a vivir en comunidad. Además de compartir los centros laborales, ahora la generación millennial, en su mayoría, ha dado un paso adelante y comienza a transformar la manera de coexistir, con ello un grupo de personas deciden compartir, digamos de cierta forma, las áreas comunes de un hogar como cocina, sala, área de lavado y demás en estos nuevos espacios.

Este estilo gira en torno al entendimiento de la sociedad y va más allá de la vida personal y laboral, la dinámica de co-living retoma el concepto de nómada cuyo objetivo principal es evitar el gasto innecesario como el tiempo en traslado al lugar de trabajo y con ello incentivando el networking y conviviendo con compañeros sin tener la necesidad de desplazarse.

Los usuarios de esta nueva forma de trabajar y vivir pueden llevar su empresa a cualquier sitio creando conexiones personales y profesionales que con el paso del tiempo concluyen en experiencias con alto nivel de aprendizaje.

Esta tendencia ya está presente en ciudades como Nueva York, Londres, Ámsterdam y Berlín, entre otras. Esto genera la necesidad de encontrar gente afín, con objetivos en común o por lo menos facilitar las relaciones personales en un país totalmente nuevo.

Esta predisposición, que poco a poco va abarcando al mundo, es una expresión de las nuevas generaciones que en muchas ocasiones prefieren rentar el uso de bienes en lugar de generarse una deuda a mediano-largo plazo como lo son los autos y casas. Considerando que la generación que está haciendo uso de esta nueva forma de vida en ocasiones no cuenta con una posición económicamente estable y busca experimentar esta forma de convivencia maximizando los recursos y lo más importante, el tiempo.

Los nuevos centros de co-living son una mezcla de hostales y centros co-working, con la diferencia que en estos lugares la rotación de gente es muy baja y puedes tener mayor confianza sobre el cuidado de tus pertenencias. Vale la pena destacar que en estos centros el periodo de renta mínimo es de seis meses y en ocasiones y dependiendo de las necesidades que tengas incluyen servicios como luz, agua, gas, Wi-fi, limpieza, cajones de estacionamiento, e incluso, la posibilidad de tener baño propio.

Si nos apegamos tal cual al concepto de co-living, podemos decir que esta forma de vida refleja la libertad para laborar sin estar sujetos en lugar en específico, que hasta el momento se demuestra un aumento en la productividad de los empleados y en ocasiones una mejora en el estado de ánimo que presentan día con día.

Fuente: Entrepreneur

Relacionados

Los 5 polémicos cambios a las normas de Uber

Dic

14

Los 5 polémicos cambios a las normas de Uber

Ver Más
Recursos Humanos Estudio arroja que el sueldo depende de la personalidad

Dic

14

Estudio arroja que el sueldo depende de la personalidad

Ver Más
5 claves para generar confianza dentro de las empresas

Dic

13

5 claves para generar confianza dentro de las empresas

Ver Más
ancla